Temporada de patos—Temporada de conejos (73)

21 de diciembre de 2020.

Photo by Alex Iby on Unsplash

Nos reímos para celebrar que ahora somos dos adultos que han aprendido a reconducir las conversaciones hacia lo amable. Curiosamente, nos está pasando tantas veces y de una manera tan natural, que el camarero del turno de tarde de la cafetería del hospital piensa que somos pareja. Pero siempre, tras una vuelta a la calma, se hace entre ambos un silencio incómodo durante el que regreso a los tiempos oscuros y a las voces de mi interior. Y la veo cortar conmigo millones de veces.


Escucho su voz acelerada, obsesionada con llegar lo antes posible a un punto sin retorno —ella, tan impaciente siempre todos los millones de veces que lo vuelva a revivir— donde ya nunca pueda abrazarla. En vano intento convencerla, usando esa misma templanza —o pachorra— que tantas veces ella se gastaba conmigo, mientras yo me pegaba la vuelta y volvía a lo mío, a lo de siempre: a mi tristeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s