Temporada de patos—Temporada de conejos (2)

30 de septiembre de 2020.

Subí a la montaña, tomé impulso y me lancé al vacío. La inercia de esa decisión me dio para planear durante un buen rato, pero soy consciente de que la dificultad está en el aterrizaje. Juro que no he sentido nunca mayor satisfacción que esta, mientras aún me sienta como un pájaro; es decir, mientras no recuerde que no tengo alas.

Desde aquí arriba la perspectiva es diferente. Por eso he dejado de pensar en mi pequeño árbol y la sombra que me daba, para admirar el hermoso e inmenso bosque que componen el conjunto de todos nuestros árboles y que, desafortunadamente, estamos a punto de quemar.

No sé, yo quiero evitarlo, y eso me desespera, hasta el punto de que sería capaz de estrellarme, si con ello lograra abrir un cortafuego. Pero ahora dudo: ¿tomé suficiente impulso para ello?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s