¿Qué hay de nuevo, viejo? (69)

17 de septiembre de 2020.

No pensamos nunca en ello, porque da vértigo hacerlo, pero en realidad, es la única certeza que tenemos desde el mismo momento en que nacemos: vamos a morir. Pero mirad por dónde —y qué maravillosa, a veces hasta mágica, es la vida—, que el no saber cuándo aparecerá el cartel de «the end» y la consiguiente carrilera de créditos después, le da sentido a todo lo que hagamos mientras existamos. Porque, qué más da que el destino final esté escrito, si lo que verdaderamente nos importa se encuentra en el camino: las emociones experimentadas, la gente que conozcamos, todo lo que seamos capaces de hacer alguna vez… Ese es el verdadero reto de la vida; y más, si tenemos en cuenta, que nunca sabemos de cuántos créditos de tiempo disponemos, ya que todo puede acabar en un abrir y cerrar de ojos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s