Buscando algo bueno del confinamiento (68)

Querido lector: las entradas que te vas a encontrar en mi blog bajo este título son fruto de las reflexiones diarias que he ido escribiendo cada mañana durante el confinamiento en el muro de mi Facebook. Siempre las acompaño además de una canción que por lo general sirve —nunca mejor dicho— de pretexto a lo que escribo.

20 de mayo de 2020

Siempre yo, me, conmigo, sirviéndome a mí mismo dentro de una frágil copa de cristal, en toda plenitud de mi debilidad. Tienes que ser muy paciente y comprensiva para no dejarme caer al suelo hecho mil pedazos como mil dolores pequeños —indescriptibles, incluso indescifrables—. Mientras lo soportes, pagaremos esto a pachas; pero si no aguantas, tendré que pedir un nuevo aplazamiento en el Banco Nacional de la Cordura y el Equilibrio.
Si tu supieras lo difícil que se me hace todo dentro de mi cabeza…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s