Buscando algo bueno del confinamiento (19)

Querido lector: las entradas que te vas a encontrar en mi blog bajo este título son fruto de las reflexiones diarias que he ido escribiendo cada mañana durante el confinamiento en el muro de mi Facebook. Siempre las acompaño además de una canción que por lo general sirve —nunca mejor dicho— de pretexto a lo que escribo.

1 de abril de 2020

Photo by Pixabay on Pexels.com

Estoy convencido de que debe haber algo entre tu vaso medio lleno y el suyo medio vacío: ¿tal vez un recipiente rebosante y pleno de equilibrio?
Deberíamos levantar la vista de las pantallas. Nos convendría tomar aire hasta donde nos deje ese mal presentimiento que se nos ha metido en los pulmones, en ambos. Deberíamos apagar la televisión, y una vez silenciados los voceros, detrás de ese pitido que nos generó el vacío y el miedo, estamos nosotros, intactos y, tal vez, preparados para comenzar de nuevo, hasta donde nos alcancen las fuerzas, tantas veces como nos pida el alma.
Ya sabes, de ti depende: ¿estamos acabando o solo es el comienzo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s