Pequeñas oraciones ateas

Cuatro: no soy digno de ti

Foto de Spencer en Unsplash

Dime ¿por qué yo? ¿En verdad debo considerarme afortunado?


En el fondo sabes que puedes estar tranquila; que si caes, cuando llegues al abismo, allí estaré yo, aunque no me esperes. Seré el único «poltergeist» en tu cuarto vacío; un fantasma abrazándote bajo las sábanas; de repente, una presencia, vívida como una mañana de verano.


Pero recuerda: solo tú, desde tu corazón roto, podrás verme; solo mientras tanto, mientras te recompones, yo seré el único: el elegido.

Publicado por Juancanopereira

Mi nombre es Juan Cano Pereira. Soy escritor, ando ahora en el estudio de la locución y el doblaje. También le doy a la edición multimedia y algo al diseño gráfico. Amar a la literatura sobre todas las cosas y a las redes sociales como a mí mismo, me ha llevado hasta la narrativa transmedia, entre otras cosas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: