Melodías animadas de ayer y hoy presenta: señalada

6 de marzo de 2021.

Nunca me he atrevido a hacerte esa pregunta, aunque sé que tú me la has visto dibujada en la cara cada vez que nos hemos vuelto a ver. Y siempre has reaccionado como entonces, alzando desafiante tu barbilla puntiaguda y perfecta en un gesto entre asco y chulería, mientras remarcas a partes iguales tu hoyuelo y tu vanidad. Ese es el tipo de reacciones tuyas que entonces provocaron mi huida.

Para bien o para mal, tú te empeñabas en lucir siempre, aunque tu luz te delatara —nos delatara—; algo para lo que no estaba preparado entonces. Tu vindicación, legítima y hasta necesaria, me arredraba, desatando aún más tu cólera. No comprendías mi empeño por seguir besándote entre bambalinas, así que me arrastrabas hasta la luz, hasta las ventanas; desde donde todos pudieran ver lo que sentías.

Había días en los que me armaba de valor y salía dispuesto a pasear tu desvergüenza y nuestra manera de querernos por todo el pueblo, hasta que te veía a lo lejos con pose de afrenta, perdonándole la vida con tus mojigangas a todo el que te miraba de soslayo. Entonces yo, tu corazón cobarde, retrocedía sobre mis pasos hasta la primera esquina, a la espera de que las luces remitieran de tu alrededor, mi encendida luciérnaga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s