Fantasías animadas de ayer y hoy presenta: ese no era yo

2 de marzo de 2021.

Photo by Corey Young on Unsplash

Se movía con mis gestos y hasta se tropezaba con mi misma torpeza; dos pies izquierdos y para colmo planos, sin apenas curva en su llanura desangelada y recta, como un desierto sin nombre. Era tan desmañado como yo, y hasta gafaba todo lo que tocaba. Pero solo era yo mismo, poseído por las proclamas lanzadas a golpe de góspel por un predicador negro, pero con la cara de Paco Ibáñez, que a veces habita en mi cabeza.

«Trabaja, niño, no te pienses

que sin dinero vivirás

junta el esfuerzo y el ahorro

ábrete paso, ya verás…»

—¡Amén!

«La vida es lucha despiadada

nadie te ayuda, así, no más

y si tú solo no adelantas

te irán dejando, atrás, atrás…»

—Cambiaría por ti, te lo juro; pero eso no significa que vaya a ser un hombre mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s