Intentos de poemas que tal vez queme (4)

Amor terminal 

Pasamos el verano con un sol enfermo, 

 bajo la pulcritud del último árbol, 

contemplando nuestros pensamientos 

empapados en sudor, 

 a la sombra de la dejadez; 

atrapados por el fulgor de su mirada. 

En otoño, nos sorprendió aquel viento ácido, 

y suspendidos en el vuelo de los besos, 

corrimos prestos a escondernos 

 en la burbuja ingrávida de un éxtasis 

provocado por el color de las hojas quemadas, 

 y aturdidos, buscamos a Dios en aquel holograma. 

El invierno apareció tras dos horas de roces 

—el día se sucedió varios cientos de veces—  

y la noche se disipó, 

 junto con las caricias. 

Nos bebimos la luna, embriagados por el valor, 

mientras despertábamos de una resaca absurda. 

Publicado por Juancanopereira

Mi nombre es Juan Cano Pereira. Soy escritor, ando ahora en el estudio de la locución y el doblaje. También le doy a la edición multimedia y algo al diseño gráfico. Amar a la literatura sobre todas las cosas y a las redes sociales como a mí mismo, me ha llevado hasta la narrativa transmedia, entre otras cosas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: