Temporada de patos—Temporada de conejos (30)

1 de noviembre de 2020.

A pesar de todo, los domingos siempre estarán ahí, con sus colores de polaroid y su modorra, llenos de ensoñación, de tristeza y de una maravillosa decadencia que nos harán confundirlos entre sí, a no ser que las nubes, nos guíen con sus cambiantes formas.

A mí me fue siempre bien clasificarlos según esto: lejanos domingos de cúmulos algodonosos, entre el abotargamiento y la resaca; domingos de pijamas y cirros acristalados, que se dispersan en las alturas como tus pensamientos ahora; domingos de estratos —mis favoritos—, con esos prados etéreos y vaporosos, donde pensar todo el día en nada con la compañía de nadie.

Adoro los domingos por la mañana…

Publicado por Juancanopereira

Mi nombre es Juan Cano Pereira. Soy escritor, ando ahora en el estudio de la locución y el doblaje. También le doy a la edición multimedia y algo al diseño gráfico. Amar a la literatura sobre todas las cosas y a las redes sociales como a mí mismo, me ha llevado hasta la narrativa transmedia, entre otras cosas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: