¿Qué hay de nuevo, viejo? (60)

8 de septiembre de 2020

Los sueños recurrentes… cargados de anhelos y de miedos; de ilusiones y de trabas; de mensajes que están ahí desde siempre, como aquel río plácido al anochecer, donde, de sus aguas beben fantásticas aves que solo pueden existir en la mente de un niño. ¿Algún día regresarán esos maravillosos y coloridos seres?… ¿seguirán estando ahí?…

Sé que no tengo que obsesionarme por volver a ese sueño, que solo tengo que dejarme llevar por las aguas del río, hasta que una noche, de manera inesperada, tras un meandro, en una pequeña depresión, aparezca aquel remanso que llenaba mis noches de extraños y coloridos pájaros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s