Intentos de poemas que tal vez queme (1)

19 de enero de 2021

La noche de los tiempos 

Sobrevivieron los fuertes,  

encogidos o estirados sus cuerpos 

dentro del molde de las circunstancias 

efímeras, cambiantes. 

Se hizo un limbo  

de cortinas rojas y terciopelo azul, 

donde los débiles se abandonaron 

 en sueños de perpetua insatisfacción. 

Habló Dios al hombre,  

con voz amplificada, de truenos; 

con rayos en los ojos,  

y una inmensa lengua de fuego. 

Desde su trono de criptonita,  

flanqueado por ángeles de espadas sibilinas; 

allá, apostado en su soledad:  

en la llanura de los cuerpos mutilados. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s