Ir al contenido

El poblado

La primera vez que escuché lo de poblado, así de viva voz y no en un documental de la Dos o en una peli de indios y vaqueros, me sonó a desprecio; como si el joven en cuestión se lo soltara a modo de reproche peyorativo al paisano que acababa de cruzarse.