Melodías animadas de ayer y hoy presenta: domingos por la tarde

4 de abril de 2021

Dos mejor que una, con sus amores de instituto y sus sueños mecidos en un polvoriento porche de un pueblo del medio oeste. La mejor medicina contra los domingos por la tarde y su escapulario de tristeza. Una adicción impagable, aunque barata, en la que visto uno, vistos mil finales ilógicos, irreales, pero felices al fin y al cabo.

Hasta que un día, sin avisar, nos colaron en su lugar una metadona de paisajes nórdicos, donde las destartaladas «Ford pik-up» se transformaron en flamantes monovolúmenes «Volvo». Los rubios Nosequeorsson les dieron la patada a los pecosos O´Alguien y a los pelirrojos McAlgo. Adiós a la inmensidad en mitad de la nada; ahora los árboles no nos dejan ver el bosque.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s