Temporada de patos—Temporada de conejos (70)

17 de diciembre de 2020.


—¿Cuándo se acaba esta noche oscura? —preguntaba mientras retorcía una y otra vez las sábanas en un gurruño, como cuando arrugas un papel imitando las formas de una montaña. Pero esta era una montaña de congojas y de dudas transmitidas en cada doblez a través de sus dedos nerviosos.

—Tranquilo. Cuando se haga de día, desaparecerán tus pesadillas —. Y se lo decía por apaciguar aquella ansiedad que le veía en las pupilas y que se le escapaba por las manos, a pesar de no tener la certeza de que la lógica del tiempo hiciera transcurrir la noche y avanzara hasta un día prometedor, tal vez tranquilo. Pero le volvió a insistir, no solo para reconfortarlo a él, sino para alentarse a sí mismo a través de sus propias palabras.


—Para que la vida continúe, tenemos que vivir el momento con la esperanza de que a cada instante sucederá otro, y otro al anterior, hasta que llegue de nuevo ese momento idóneo en que nos sintamos bien.


—¿Y si nunca llega ese momento que dices?, ¿y si los buenos tiempos se han marchado para siempre?…

Oyó decirle esto y su voz entonces sonó clara y rotunda; por fin convencida de estar en lo cierto.


—Escucha: este de aquí y ahora es el momento. Lo demás, lo del segundo siguiente, vendrá o no vendrá; pero este es nuestro momento… ¡Así, que a vivir se ha dicho, carajo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s