Temporada de patos—Temporada de conejos (22)

24 de octubre de 2020.

La situación me mortificaba: ella, que resplandecía cada noche; ella que reinaba bajo los neones, alimentando su corazón del fulgor de las estrellas. En cambio yo, un ser oscuro, apagado de ideas tras la medianoche, me las veía y me las deseaba para poder seguirla de fiesta en fiesta.

Una noche, me armé de valor, dejándome llevar tras la estela que Marte había trazado en mi sueño. Poco a poco, mis ojos se hicieron al intenso reflejo que su aura irradiaba en la opacidad de mi alma. Una luz blanca, muy intensa dibujó en mi cara la felicidad curvada de una sonrisa inédita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s