¿Qué hay de nuevo, viejo? (48)

7 de agosto de 2020

Photo by Emery Meyer on Unsplash

Mayo del 91. Ha llovido desde nuestro momento estelar como agrupación músico-vocal. De hecho, mientras mi alma flotaba allá arriba, en un escenario montado para la ocasión, de espaldas al Guadalquivir, en la Plaza del Potro de Córdoba, un mal presentimiento impregnaba nuestra música, ahora que por fin estaba sonando con la suficiente amplificación y pompa bajo la luz cegadora de los focos.
Cuando los organizadores de la «muestra pop-rockera de Córdoba» escucharon nuestra maqueta entre el resto de grupos que se habían presentado aquel año, debieron maldecir a quien añadió al asunto la etiqueta «pop» por delante de «rockera». Total: nos sacaron de concurso y nos dieron aquella actuación en una fiesta pro objeción de conciencia, patrocinada por el ayuntamiento de IULV, CA (Izquierda Unida Los Verdes, Convocatoria por Andalucía), que entonces presidía Herminio Trigo, el eterno teniente de alcalde de Julio Anguita.
Y allí que estuvimos, lanzando nuestras proclamas al cielo de Córdoba, con un público más cercano a la insumisión que al acto legal de objetar; a un mes vista de que el bajista del grupo —un servidor— se marchara a la mili, tras agotar su enésima prórroga por unos estudios que ya no realizaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s