¿Qué hay de nuevo, viejo? (22)

12 de julio de 2020

Un sol inmenso y redondo brilla en el centro de tus pensamientos. Parece que estuviera ahí como el último verano, y como el anterior, y como el otro, pero es solo un trampantojo que simula viejas sensaciones: faldas cortas, sonrisas meridianas y música de verbena. El día va transcurriendo hacia la tarde con la cadencia esperada; y, aunque dibujes con los dedos una peineta, mientras con la otra mano tocas madera—«lagarto, lagarto»—, en el cielo amenaza la tormenta perfecta. Te frotas los ojos, sacudes la cabeza, no te lo quieres creer, pero el miedo, ese viejo compañero, ruge de nuevo en el cielo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s