¿Qué hay de nuevo, viejo? (21)

11 de julio de 2020

La frondosidad del árbol de Mágina

De nuevo a la sombra del árbol grande de Mágina, del no álamo, del tampoco castaño —porque es un falso castaño—. Qué curioso: un árbol que simula ser otro, bajo cuya frondosidad, si permaneces atento y ya aprendiste a escuchar los silencios, te serán revelados todos los entresijos de esta tierra arisca. El secreto: tener la suerte de encontrar las grietas por donde adentrarse en sus conversaciones, siempre que, antes, te hayas ido soltando en giros, expresiones… incluso en los significados ocultos de palabras que aquí, no solo suenan distinto, sino que son algo diferente. Hasta su sabor es atípico: esa aspereza terrosa que se va volviendo dulce por momentos; una dulzura de higos casi siempre, o de melocotones a veces. Solo tienes que probar a masticar las palabras como lo hacemos en Mágina, y así conocerás lo bello de lo simple: como tú y como yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s