Buscando algo bueno del confinamiento (24)

Querido lector: las entradas que te vas a encontrar en mi blog bajo este título son fruto de las reflexiones diarias que he ido escribiendo cada mañana durante el confinamiento en el muro de mi Facebook. Siempre las acompaño además de una canción que por lo general sirve —nunca mejor dicho— de pretexto a lo que escribo.

6 de abril de 2020

Photo by Connor Danylenko on Pexels.com

Hace unos días —un par de ellos, aunque me parezcan veinte— opté por dejar que el ruido pasara de largo. Acertada decisión la mía; y, aunque era lo que me pedía el cuerpo, no he bloqueado a nadie. En su lugar, decidí crear un cortafuegos a base de templanza y cabeza. Luego, ya no leo sus soflamas, pues, cuando los veo venir de lejos, portando horcas y antorchas camino de la hoguera, pongo mi índice sobre la pantalla, y a otra cosa mariposa.
De hecho —quién me lo iba a decir—, el algoritmo de Facebook los mantiene a raya, mientras me acerca aún más si cabe a vosotros; a Daniel Gominsky, que hoy pone la siempre liberadora música de Battiato, porque vivir no debe ser complicado si renacemos de esta y cambiamos las cosas; a Reina Mora, que nos manda el aliento de una médica destinada en el hospital de campaña de Ifema —¡una médica en la zona cero que nos anima a nosotros, a los que estamos en casa!—, quien, desde allí, nos da la clave: la incertidumbre es abono para el miedo. Por eso, se ha retado junto al resto de sus compañeros y cantarán y bailarán para los enfermos al más puro estilo Bollywood, porque el que canta sus males espanta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s